Requisitos previos para la inscripción en el Registro como corredor de seguros (IV): El acceso al Curso Superior de Seguros.

Como explicamos en anteriores entradas, el Artículo 39 de la Ley 26/2006, de 17 de julio, de mediación de seguros y reaseguros privados establece que los agentes de seguros vinculados, los corredores de seguros, los corredores de reaseguros y, al menos, la mitad de las personas que integran el órgano de dirección de las personas jurídicas de estos mediadores de seguros, de los operadores de banca-seguros vinculados, y de los corredores de reaseguros y, en todo caso, los que ejerzan la dirección técnica de todos ellos deberán acreditar haber superado un curso de formación o una prueba de aptitud en materias financieras y de seguros privados que reúna los requisitos establecidos por resolución de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones.

Resultado de imagen de examAsimismo, La Ley determina en su Disposición adicional undécima que las personas que participen en los cursos de formación y en las pruebas de aptitud en materias financieras y de seguros privados deberán acreditar, en el momento de su comienzo, el requisito mínimo de estar en posesión del título de bachiller o equivalente.

Muchas personas se preguntan si pueden acceder al curso Superior sin tener el título de Bachillerato, por lo que en este artículo aclaramos las dudas con respecto a las titulaciones equivalentes que dan acceso al mismo.

La página del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte indica que las equivalencias a efectos académicos con el Título de Bachiller son:

Títulos o estudios superados Norma reguladora
Título Bachiller LOGSE Real Decreto 806/2006 BOE, de 30 de junio. Art.16
Curso de Orientación Universitaria Real Decreto 986/1991 BOE, de 14 de junio. Anexo I
2º curso de una modalidad de Bachillerato experimental Real Decreto 986/1991 BOE, de 14 de junio. Anexo II
Curso Preuniversitario EDU/1603/2009, de 10 de junio, redacción de la Orden EDU/520/2011, de 7 de marzo. Art.2.3
Maestro de Enseñanza Primaria EDU/1603/2009, de 10 de junio, redacción de la Orden EDU/520/2011, de 7 de marzo. Art.2.4

Asimismo, en este enlace puede consultar qué titulaciones pueden presentarse como equivalencia, a efectos laborales o profesionales, en pruebas donde se pida bachillerato o equivalente.

Ampliando esta información, exponemos a continuación las equivalencias con los estudios de FP, técnico y/o módulos formativos:

  • El título de Técnico Especialista (FP de Segundo Grado y Módulos Profesionales de Nivel III) tiene los mismos efectos académicos y profesionales que el título de Técnico Superior (Formación Profesional de grado superior) en las correspondientes especialidades tal como queda establecido en el Anexo III del Real Decreto 777/1998 de 30 de abril BOE de 8 de mayo).
  •  El título de Técnico Especialista (FP de Segundo Grado y Módulos Profesionales de Nivel III) es equivalente a efectos académicos con el primero de los dos cursos de Bachillerato, conforme a lo establecido en el Anexo I al Real Decreto 986/1991, de 14 de junio (BOE del 25), por el que se aprueba el calendario de aplicación de la L.O.G.S.E.

Es aconsejable que en cualquier proceso para evitar problemas con este requisito, se adjunte la normativa junto con el título que se convalida con el de bachillerato.

Una de las opciones, si no se posee ninguna de las titulaciones indicadas anteriormente, es aprobar las Pruebas Libres para la obtención del Título de Bachiller, como también indica la página web del Ministerio de Educación, Cultura y DeporteLa superación de esta prueba libre supone la obtención del título de Bachiller.

Resultado de imagen de TESTSe organizan periódicamente pruebas para que las personas mayores de veinte años, incluso aquellas que no tengan ningún título oficial, puedan obtener directamente el título de Bachiller, siempre y que demuestren haber alcanzado los objetivos del bachillerato así como los establecidos en los aspectos básicos del currículo.

El requisito para el acceso es tener 20 años, o cumplirlos en el año de la celebración de la prueba. No todas las Comunidades Autónomas las convocan, y en algunas comunidades autónomas existen requisitos adicionales para el acceso.

En el Caso de Galicia, se convocan anualmente las “Probas para a obtención do título de bacharel para persoas maiores de vinte anos”.

Se pueden presentar a esta prueba todas las personas que cumplan veinte años a lo largo del año en que se celebren. No se podrán presentar las personas que estén matriculadas en bachillerato o que estuvieran matriculadas en el mismo curso escolar de celebración de la prueba. La prueba se organiza de manera diferenciada según las distintas modalidades de bachillerato. Consta de dos ejercicios, el primero dedicado a las materias comunes y el segundo, a las materias de modalidad.

Primer ejercicio: materias comunes. Duración Cinco horas. Estructura en cuatro partes.

  • Primera parte – Lengua gallega y literatura: 
  • Segunda parte – Lengua castellana y literatura. 
  • Tercera parte – Lengua extranjera. 
  • Cuarta parte – Resto de materias comunes.

Segundo ejercicio: diferente para cada una de las modalidades. Duración Cuatro horas. Estructura en tres partes.

El Segundo Ejercicio se basa en el contenido establecido en el artículo 7 del Decreto 126/2008, del 19 de junio, por el que se establece la ordenación y el currículo del bachillerato en la Comunidad Autónoma de Galicia.

  • Primera parte: materias obligatorias de modalidad
  • Segunda y tercera parte: otras cuatro materias de modalidad

Por último, podremos realizar las PAU (Pruebas de Acceso a la Universidad) para mayores de 25 o mayores de 45 años.

Resultado de imagen de examLa Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) para mayores de 25 años permite acceder a todos los estudios universitarios del sistema educativo. Para realizarla, el alumno debe tener 25 años, o cumplirlos en el año de la celebración de la prueba, y no estar en posesión de ningún título que conceda el acceso a la Universidad. La prueba se convoca una vez al año y se compone de dos fases, una general y otra específica. La superación de la prueba tiene validez indefinida. La PAU para mayores de 25 puede realizarse en la Comunidad Autónoma Gallega.

La Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) para mayores de 45 años permite acceder a todos los estudios universitarios del sistema educativo. Para realizarla, el alumno debe tener 45 años, o cumplirlos en el año de la celebración de la prueba y no estar en posesión de ningún título que conceda el acceso a la Universidad. La PAU para mayores de 45 puede realizarse en la Comunidad Autónoma Gallega, y consta de tres ejercicios: Comentario de un texto o desarrollo de un Tema General de Actualidad, Lengua Castellana y Lengua Gallega. Los candidatos que superen la prueba deberán realizar una entrevista personal.

El Colegio de Mediadores de Seguros de La Coruña es el único organismo autorizado por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, a través del Centro de Estudios del Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros de España, para impartir en la provincia el Curso de Formación en Materias Financieras y de Seguros Privados, en modalidad semipresencial. Con su superación se obtiene la Certificación formativa acreditativa del Grupo A reconocida por la Fundación Universitaria San Pablo – CEU.

Anuncios

Prevención de Riesgos Laborales en PYMES: La asunción personal por el empresario de la actividad preventiva.

La normativa de prevención de riesgos laborales establece que el empresario tiene el deber de proteger a los trabajadores frente a los riesgos producidos en el entorno de trabajo; así como llevar a cabo la prevención, mediante la adopción de las medidas que sean necesarias.

El empresario podrá optar entre una de las siguientes modalidades de servicio de prevención:

  • ASUNCIÓN PERSONAL POR EL EMPRESARIO
  • TRABAJADORES DESIGNADOS
  • SERVICIO DE PREVENCIÓN AJENO

La legislación en materia de Prevención de Riesgos laborales nos indica que el empresario podrá desarrollar personalmente la actividad de prevención, con excepción de las actividades relativas a la vigilancia de la salud de los trabajadores, cuando concurran las siguientes circunstancias:

  • Que se trate de una empresa de hasta 10 trabajadores o que, siendo de hasta 25 trabajadores tenga un solo centro de trabajo.
  • Que las actividades desarrolladas en la empresa no estén incluidas en el anexo I.
  • Que desarrolle de forma habitual su actividad profesional en el centro de trabajo.
  • Que tenga la capacidad correspondiente a las funciones preventivas que va a desarrollar.

567139607_1280x720.jpgEn el caso de los Mediadores de Seguros,  se cumple el segundo requisito, ya que es una actividad que no pertenece al Anexo I (Construcción, fabricación de explosivos, radiaciones ionizantes…). Además, muchos mediadores de seguros, tanto agentes como corredores, ejercen su actividad a través de una empresa pequeña, de menos de 25 trabajadores, y realizan su trabajo de forma habitual en el centro de trabajo u oficina.

El punto en el que debemos incidir es el cuarto, saber si poseemos la capacidad correspondiente a las actividades preventivas que queremos desarrollar. Tenemos que tener como mínimo la formación correspondiente al Nivel Básico o equivalente. (Cap VI del Reglamento de los Servicios de Prevención).

La formación mínima prevista en el párrafo anterior se acreditará mediante certificación de formación específica en materia de prevención de riesgos laborales, emitida por un servicio de prevención o por una entidad pública o privada con capacidad para desarrollar actividades formativas específicas en esta materia.

Para ayudar al empresario a desarrollar personalmente la actividad de prevención el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha creado un servicio público gratuito de asesoramiento en prevención de riesgos laborales, el portal Prevencion10.es, desde el que las empresas de hasta 25 trabajadores podrán realizar la autoevaluación de sus riesgos y cumplir con las obligaciones de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

cabeceraLa vigilancia de la salud de los trabajadores, así como aquellas otras actividades preventivas no asumidas personalmente por el empresario, deberán cubrirse mediante alguna de las restantes modalidades de organización preventiva.